viernes, 10 de mayo de 2013


"El erotismo es una de las bases
del conocimiento de uno/a mismo/a,
tan indispensable como la poesía."
Anais Nin



No es posible hacer arte sin erotismo. Arte y eros coexisten, son indisolubles.
Coinciden porque su impulso es la creatividad, escapar del lugar común y nunca caer en lo obvio. El estímulo está en el juego, en la invención y en las múltiples maneras de abordar lo ordinario y volverlo extraordinario.
…Es el cuerpo humano el centro del combate en la  búsqueda de manifestación de todas las artes.
¿Qué nos hace humanos? Precisamente nuestra capacidad para hacer arte, para buscar la belleza, y esta proviene del erotismo….erotismo entendido como aquello que despierta nuestros sentidos dejándole paso a la fuerza de la imaginación.
Y al aventurarnos al reino de lo imaginativo, el objeto que nos ha erotizado está ahora al alcance, cautivo en el reino de la fantasía. Poco a poco los pensamientos transfiguran nuestro estado inicial y quedamos  a merced del aluvión imparable del deseo;  brota entonces  la pasión con su fuego abrasador y divino para exaltar los sentidos que despiertan voraces y se entregan en las manos del placer que emana desde las fibras más sensibles.
Con una fuerza interna que trastoca  los estímulos eros transforma nuestra libido en materia combustible y si encuentra en su explosión un alma con talento se vuelve arte para expresar lo que hierve dentro del cuerpo.
…Hago una pausa, entro en la red y escribo la palabra erotismo. El resultado es muy diferente a la imagen que he venido elaborando.
 La tendencia a vestir el erotismo con pornografía es un tópico de antaño, solo que ahora su enfoque es más explícito.
¿No es asunto de Eros la sutileza, el velo sobre los ojos, a fin de ver con los sentidos?
Cierro el navegador. Prefiero la poesía.
La galería del erotismo se encuentra saturada por estos días. Demasiada información y excesos de estereotipos.
Entregarse al erotismo es sensibilizar el alma, y al hacerlo, la calidez del amor transforma lo simple, lo instintivo, lo primigenio en una experiencia única, profunda y personal.
Con su fuego, el erotismo calienta la madera de la que estamos hechos y enciende una brasa que nos albergará en la soledad, nos energizará la creatividad, y lo mejor, nos permitirá disfrutar del mundo como si fuese una invitación permanente al asombro.
Por eso el mayor placer está en llenarse de las mejores imágenes y experiencias, a manos llenas, para armar nuestra propia galería de luces…

Gracias por ésta maravillosa semana. Gracias por recibir a mis Musas…a mi bella dama mágica con tantos halagos y buenos deseos.

Les dejo este link para que se deleiten con la belleza de otros cuatro grandes artistas de la fotografía erótica. Espero que lo disfruten.