viernes, 24 de mayo de 2013


"La libertad intelectual depende de cosas materiales. La poesía depende de la libertad intelectual. Y las mujeres siempre han sido pobres, no sólo durante doscientos años, sino desde el principio de los tiempos. Las mujeres han gozado de menos libertad intelectual que los hijos de los esclavos atenienses. Las mujeres no han tenido, pues, la menor oportunidad de escribir poesía. Por eso he insistido tanto sobre el dinero y sobre el tener una habitación propia".
Espero que encontréis, a tuertas o a derechas, bastante dinero para viajar y holgar, para contemplar el futuro o el pasado del mundo, soñar leyendo libros y rezagaros en las esquinas, y hundir hondo la caña del pensamiento en la corriente".
De modo que cuando os pido que ganéis dinero y tengáis una habitación propia, os pido que viváis en presencia de la realidad, que llevéis una vida, al parecer, estimulante, os sea o no os sea posible comunicarla".

Han pasado más de 80 años desde que la gran Virginia Woolf dejó impreso un mensaje de independencia para la mujer, y lo hizo con un fundamento tan magistral que a pesar del infrenable paso del tiempo sus palabras continúan vigentes con el mismo ímpetu de aquel momento.
En 1928, le pidieron la clave para ser una buena escritora. Ella concluyó que, antes de poder tratar con propiedad ese tema, las mujeres tendrían que contar con una renta de 500 libras anuales, y un cuarto propio, con cerradura.
Esa “habitación propia” constituye un espacio  para expresarnos sin reservas ni cuestionamientos, para fluir en libertad, para florecer con autonomía, para brillar desde nuestra esencia femenina…
Una habitación propia que representa,  nada más ni nada menos, que el maravilloso regalo de nuestra emancipación como género.
Desde mis Musas-mi amada habitación propia- nos  exhorto a seguir escribiendo todo tipo de libros, aunque no seamos grandes escritoras…porque sólo así construiremos la base en la cual tarde o temprano se cimentará la verdadera igualdad.
Gracias por esta semana junto a Nueve Musas, y por haber viajado conmigo por los valles del maravilloso universo femenino y la magia sus letras…

Comparto con ustedes una de las obras más geniales de la, siempre eterna, Virginia Woolf "Una habitación propia" http://biblio3.url.edu.gt/Libros/wilde/habitacion.pdf

Fotografía: Joyce Tenneson